SOBRE LA DIVERGENCIA

En Divergencia Colectiva nos definimos como una plataforma independiente de (De)Formación Política, Producción de Conocimientos, Visibilización de Sensibilidades e Intervención Callejera.

La idea de Divergencia Colectiva surge del entendimiento de que actualmente la globalización hegemónica se justifica a través de una supuesta convergencia mundial, sin embargo, creemos que esta idea de convergencia ha significado realmente una forma de homogenizar el mundo, la cual (en el mejor de los casos) ha puesto en riesgo la diversidad en su amplio y complejo entendimiento. Por lo tanto, consideramos que más que convergir es necesario divergir, resaltando el valor de la diferencia (sin que esta acarre inferioridad) y procurando la igualdad a partir de la diversidad.

Nuestro trabajo gira alrededor de tres ejes principales: Uno, generar procesos de (De)Formación Política, por medio de paradigmas epistémicos amplios, corrientes pedagógicas críticas y metodologías no tradicionales. Dos, producir y difundir en voz propia conocimientos sentidos, mediante formatos audiovisuales. Tres, visibilizar sensibilidades sociales desde formas narrativas inventivas. Y cuatro, intervenir la calle y el espacio público a partir de acciones artísticas e interactivas.

Todas nuestras actividades transversalizan estrategias pedagógico-políticas de visibilización, crítica, análisis y dialogo sobre nuestra realidad sociopolítica e historia local-global, así como la valoración y promoción de lo propio, la defensa de la memoria y la celebración de la vida.

Actividades las cuales colocamos al servicio de los innumerables esfuerzos, principalmente de las juventudes, por construir un mundo más justo, digno y alegre.

Por ello, desde el año 2016 hemos venido desarrollando diversas actividades que van desde espacios-taller y encuentros con organizaciones juveniles a galerías fotográficas, montajes e intervenciones callejeras, así como la producción de narrativas y relatos sensibles desde lo textual a lo visual, generando paralelo a ello y en coproducción con el proyecto Azacuán, diversos materiales audiovisuales de ciencia social, donde desarrollamos temas y contenidos que muchas veces son abordados de manera oportunista, superficial o simplemente relegados de las agendas de análisis y formación política, pero que sin embargo, consideramos imprescindibles y urgentes para la discusión y teorización de nuestros problemas, desde formas de racionalidad más propias y coherentes con nuestro contexto.

Dicha agenda la implementamos de manera sistemática en la ciudad de Antigua Guatemala y sus alrededores, y también de forma colaborativa y en alianza con otras personas, grupos comunitarios, colectivos sociales y organizaciones de base ubicadas en diversos puntos geográficos nacionales e internacionales.